Etiqueta: Vivir

Lealtad con uno mismo

            
   

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a manipuladores y oportunistas.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Sin muchos dulces en el paquete… Sigue leyendo “Lealtad con uno mismo”

El arte de vivir

Nunca nos dijeron que vivir, es un arte, un arte sagrado, un arte que se aprende… y si no lo hacemos oportunamente, corremos el riesgo de reemplazar a la vida y su magia, con una rutinaria existencia intrascendente…

Para vivir bien, hace falta haberse despertado previamente y ello no está en la agenda de ningún robot.

Somos parte de esa minoría que sospecha que la vida, es otra cosa; que la vida comienza cuando nos atrevemos a cambiar de paradigma y armados de valor, nos atrevemos a usar la herramienta de las preguntas y generarnos dudas para perder momentáneamente la FE, que hasta ahora solo ha servido para justificar lo injustificable. Somos de los que aún pensamos y sentimos, que la vida es posible, pero que ella, se parece más a una ceremonia, a una fiesta, a una aventura multidimensional, que a las gimnasias degradadas que presenciamos cotidianamente.

el arte de vivir1

Hay potencialidades pendientes de ser liberadas, sueños siempre postergados, caricias reprimidas, plenitudes a las que nunca se alude, felicidades resignadas, adaptadas a hacer lo que hace la mayoría, como si el error, apoyado por la mayoría, automáticamente se transmutara en verdad. Vivimos en un tiempo donde casi todo es mentira… ¿Y si mi vida también fuera una mentira?

Sigue leyendo “El arte de vivir”

Aprender a vivir duele

aprender a vivir

Aprender a vivir en ocasiones duele, ese inmenso dolor cuando los golpes de la vida te sacuden, cuando ves que sólo te tienes a ti misma para seguir luchando, para levantarte día a día y regalarle una sonrisa a esas personitas que incondicionalmente allí están, para regalar al mundo un ¡sí se puede! Y regalarse a uno mismo la fuerza interior que nos lleva a la felicidad.

¡¡Aprender a vivir duele!!

Es cierto aprender duele y a pesar de que sientes que te arrancan algo de tu interior, algo de tu alma, esas experiencias que te hacen sentir que explotarás por dentro y no quedará nada de ti.

Es increíble que cuando se aprende de ese dolor, el sentimiento de plenitud es aún mayor.

Los golpes llegan a ti como el mar arrasa con las rocas y debo aceptarlo muchas veces he querido ser como esa roca, que aunque tiene múltiples heridas que el mar ha provocado sigue allí, sin destruirse porque el material con el que está hecha es tan resistente a cualquier ola.

Ser como rocas que no sienten tan sólo resisten, pero regreso y digo soy un humano, Dios o la vida….nos dio la capacidad del dolor, del sentir y del vivir esos golpes, porque es precisamente lo que construye el amor a la vida.

¿A poco creías que el amor a la vida es sólo cuando el dolor se esconde y sólo ves alegría?

La maravilla del amor está también en el dolor.

No pretendas ser como esa roca que pareciera que no le afectan los golpes de la vida, no eres esa roca.

El intentar serlo es como dejar de lado el ser humano que realmente eres, es dejar de lado la sensibilidad, el dolor y sobre todo el AMOR.

Vive cada golpe, es cierto a nadie le gustan, nunca estamos preparados cuando llegan, pero cuando pasan dejan en ti los mayores aprendizajes de tu vida, que no sólo te hacen mejor persona sino que te dan la madurez y fortaleza para seguir tu camino.

Lidu

vive tu sueño beachVive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba  palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresquita en mi desierto alpino.” (Elena)
mas-informacion
*Conoce nuestros libros solidarios
*Conoce los autores del blog: Raül Córdoba y Raúl Romero

Hay que tener un amante

            

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro:”Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE.

Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más

A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

Sigue leyendo “Hay que tener un amante”