Me cansé de amores cocinados en ollas express

vivetusueno1       convivir3     labrujuladelcuidador1

Me cansé de amores cocinados en olla express.

De saciar mis ganas de amar escribiendo cuentos cortos de cariños y afectos, de pasiones prestadas. Como esos libros de bolsillo, que se leen en un santiamén y te dejan el regusto amargo de una historia que parece inacabada.

Me harté de escuchar al corazón en los asuntos del querer. Porque no conozco mayor traidor que el que te arrastra a entregarte y después de caer al vacío te susurra al oído sonriendo “te lo avisé”. Y éste es un maestro en eso.

Me aburrí de abrazos acelerados, de caricias precipitadas, de besos avasallados, de miradas fugaces, del “te quiero” ausente, del querer y no poder, del poder y no querer.

Me convencí de dejar de frecuentar la estación en ruinas de mi soledad, que sólo visito para observar impávido como pasan los trenes, uno tras otro, sin que haya nadie que se decida a bajarse de uno de ellos con la intención de quedarse.

Me hastié de tener que pedir tiempo. Tiempo para ver pasar el tiempo. Para macerar lo que siento. Para confiar en mis emociones, que son en las que menos confío. Para convencerme de una vez por todas de que el amor verdadero existe y permanece virgen en lo más profundo de mis ilusiones.

Me agotó el caminar sobre las arenas movedizas del amor tambaleante, fijado sobre una tarima de hojas de papel. Del amor diseñado en sueños de grandeza, pero que siempre se queda en un boceto inacabado guardado en el cajón de mis errores.

Es más, quiero un amor sin reloj, sin ansia, sin el tiempo dibujado en su esencia. Un amor que saboree el momento, que deguste el instante, que disfrute de mis virtudes y sepa vivirme con mis defectos.

Quiero un amor que me oxigene, y no que me deje exhausto por las prisas del querer vivir atropellado. Un amor de carrera de fondo, de maratón, y no de esos que solo se preocupan de llegar al sprint.

Quiero un amor que me visite y se quede, que se convierta en okupa de mis deseos y mis anhelos. Un amor que me grite angustiado “si tú te vas…”, como en una canción de Juan Luis Guerra.

Quiero un amor que no muera en el intento, marcado a fuego en mi piel, con billete de ida y no de vuelta. Un amor íntegro, insobornable, de caducidad infinita, porque me niego a creer que los amores eternos son los más breves.

Quiero un amor sin planes, sin miradas al frente, sin un mañana que atente contra la dicha de este hoy. Un amor de sonrisa amplia, de cálida mirada, de confianza rebuscada, que se adhiera con solidez a las paredes de mis entrañas.

Quiero un amor sosegado, paciente, que navegue en mareas en calma, sin oleajes, sin vaivenes. Un amor que se pare de vez en cuando, tome aire y siga andando como en un paseo de domingo soleado.

Quiero un amor que se guise a fuego lento, con sentido, con sustancia, con cariño. Como deben cocinarse los ingredientes que alimentan el alma. Un amor contundente, con aroma y sabor intensos a felicidad.

Me cansé de cocinar amores en olla express. Y no sé si me cansé de amar.

Jimi R. Mora

vive-tu-sueño-y-no-sueñes-tu-vida-web

Vive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“Es muy hermoso ver como a través de este libro estoy encontrando el sentido de las cosas que me suceden a diario. Cuando lo leo siento una paz que me permite seguir adelante con más fuerza.” (Javier) 
mas-informacion

5 thoughts on “Me cansé de amores cocinados en ollas express”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s