Somos una suma que resta

somos una suma que resta3

Decimos lo que pensamos pero siempre hacemos lo que nos dicen. Somos decentes para afuera, de puertas adentro nos tiramos los trastos a la cabeza. Disimula, sonríe, que nos miran, que no digan que no somos felices, guárdate tu opinión, tu mal humor, ahora dime que me amas, aunque ninguno de los dos nos creamos ya nuestras mentiras. Antes mentíamos mucho mejor, ¿te acuerdas? Que el amor sólo dura lo que tardas en dar la vuelta a la esquina. Allí siempre está el otro, la otra, esperándonos, aunque sea en nuestra imaginación, el que es más guapo y más guapa, más simpático, más lista… Somos una suma que resta, un velero sin puerto donde atracar, dos extraterrestres enlatados en el mar de la rutina. Y aquí, en mitad de este desierto de tedio y desesperanza, nos miramos con escasez. Y nos aguantamos, otro día más… ¿Tan triste y despiadada es la soledad?

 R. Córdoba

(Texto del libro “Vive tu sueño y no sueñes tu vida”)

suma que resta2

Vive tu sueño y no sueñes tu vida  ¡1ª edición casi agotada!

“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba encontrarme con palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresquita en mi desierto alpino.” (Elena)

One thought on “Somos una suma que resta”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s