Equilibro entre cuerpo y mente

vivetusueno1       convivir3     labrujuladelcuidador1

En nuestra sociedad es usual que consideremos que la mente está separada del resto del cuerpo. Dicha disociación se ha sostenido y se ha reproducido con el transcurso de los siglos. Sin embargo, esto no es cierto. El vínculo entre mente y cuerpo es más estrecho de lo que creemos.

Desafortunadamente, vivimos en una sociedad en la que cada vez hay más enfermedades mentales que tienen un impacto vital sobre la vida física de las personas. Por eso, cuidar de nuestra mente es tan relevante como cuidar de nuestro cuerpo, puesto que pronto comenzaremos a notar los cambios. El cerebro es tan importante como nuestro cuerpo; porque si no entrenamos a nuestro cerebro, este se acostumbrará a hacer siempre lo mismo. Además, las personas mejor preparadas para superar los obstáculos que nos ofrece la vida, se caracterizan por el hecho de que comprenden mejor los acontecimientos, saben cómo manejar una situación y le encuentran un sentido a su existencia.

De esta forma, el cuerpo responde a nuestra manera de pensar, de sentir y de actuar. Con frecuencia esto se denomina la conexión entre cuerpo-mente. Por ejemplo, cuando una persona está estresada, ansiosa o enfadada, su cuerpo trata de decirle que algo no anda bien. Dichos síntomas solo responden a señales externas que nos indican que nuestras necesidades vitales están insatisfechas. Por este motivo es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

Responsabilidad: es positivo para una buena salud cuerpo-mente. Los seres humanos deben de aprender a decidir ellos mismos sobre su vida y ser responsables de las consecuencias de sus decisiones.

Pasión: hay que ser específico y concreto cuando se trata de expresar lo que nos apasiona para poder luchar por ello.

Seguir una línea propia: no debemos de tener miedo a mostrarnos tal y como somos.

Comunicación: los mensajes pueden transmitirse tanto de forma verbal como no verbal. La comunicación no verbal acostumbra a estar más cerca de la verdad que la verbal. Por eso debemos de saber escuchar todo aquello que se esconde detrás de las palabras.

Por otro lado, las personas cada día nos vemos sometidas a diferentes tipos de estímulos e influencias, por lo que sólo mostramos aquellos sentimientos que son aceptados por los otros, lo que implica un empobrecimiento de nuestro repertorio emocional. Eso quiere decir que se requiere de un cierto trabajo para aprender a conocer nuestras propias emociones. Por ejemplo, si me duele el estómago y me siento raro en determinadas situaciones o junto a ciertas personas, estas reacciones podrían indicar de que en realidad se trata de una ira reprimida, y los problemas pueden disminuir prestando más atención a esa ira.

Una mala salud cuerpo-mente también puede debilitar nuestro sistema inmune haciendo que tengamos más resfriados y otras infecciones durante épocas difíciles. Además, cuando nos sentimos estresados, ansiosos o perturbados, tampoco estamos cuidando de nuestra salud como deberíamos. También puede suceder que no tengamos deseos de hacer ejercicio o comer comidas nutritivas. Abusar del alcohol, el tabaco u otras drogas también son una clara señal de una salud cuerpo-mente errónea.

Ahora bien, si los sentimientos de estrés, de tristeza o de ansiedad nos están causando problemas físicos, guardar estos sentimientos dentro de nosotros pueden provocarnos un gran estado de malestar. Esto no significa necesariamente que tengamos que pretender ser felices cuando nos sentimos deprimidos, ansiosos o perturbados. Al revés. Es importante lidiar con estos sentimientos negativos a la vez que tratamos de enfocarnos en las cosas positivas de nuestra vida. Las personas con tolerancia ante la adversidad son capaces de lidiar con el estrés de una manera sana y racional. Y es que la tolerancia ante la adversidad puede aprenderse y fortalecerse por medio de estrategias distintas. Éstas incluyen tener apoyo emocional, mantener una imagen positiva de uno mismo o aceptar el cambio. Además, para tener buena salud cuerpo-mente, es importante cuidar nuestro organismo realizando una rutina regular como, por ejemplo, comer comidas saludables, dormir lo suficiente o hacer ejercicio para aliviar la tensión acumulada.

En definitiva, se trata de aceptarnos exactamente tal y como somos. Todo el mundo cambia. Cuando nos criticamos, nuestros cambios son negativos. Sin embargo, cuando nos aprobamos, nuestros cambios son positivos. Tan solo se trata de buscar fórmulas de apoyarnos a nosotros mismos. Son muestras de valentía y fortaleza pedir ayuda a los demás cuando se necesita. Por eso es importante saber buscar información y asesoramiento sobre cuáles son los hábitos más adecuados para nuestro organismo. Solo tenemos que mimarnos y venerar el templo en el que vivimos.

¿Cómo puedo mejorar?

1. Ejercicio físico diario
2. Curiosidad intelectual
3. Crear vínculos humanos
4. Pensamiento positivo y meditación
5. Expresar los sentimientos de manera apropiada
6. Desarrollar tolerancia ante la adversidad
7. Cuidarse a si mismo
9. Dejar de criticarse
12. Cuida de nuestro cuerpo.

Vicenç C.Latorre 

vive-tu-sueño-y-no-sueñes-tu-vida-web

Vive tu sueño y no sueñes tu vida ¡4ª edición!
“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba  palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresca en mi desierto alpino.” (Elena) 
mas-informacion

* Conoce nuestros libros  y nuestros PACKS

One thought on “Equilibro entre cuerpo y mente”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s