Carta de una niña con síndrome de Down

Mamá y Papá:

Hoy soy tu sorpresa y tu dolor, la hija no soñada, ni siquiera imaginada. Mientras crecía en tu vientre temía los sueños y proyectos que tejían para mí y que no podría realizar. Sin embargo, si al mirarme pueden ver más allá del cuadro médico, encontrarán en mí toda la belleza que sus ojos me quieran dar, y la inteligencia que su confianza haga crecer en mí.

Puedo ser un milagro de todos los días, soy capaz de sentir, de entender, de ser… Pero los necesito a mi lado con la ternura de una sonrisa cada vez que mis manitas torpes se equivoquen, con la paciencia tierna de esperar mis tiempos más lentos, con la sabiduría de guiarme sin querer transformarme, con la protección de su respeto para que los demás me respeten como soy. Con la alegría de disfrutar el simple hecho de amarnos y compartir nuestra vida, venciendo los prejuicios y desafiando las opiniones rígidas.

Mi cuerpo es chiquito pero está lleno de amor, y si me abrazan fuerte, muy fuerte, podré darles la razón y el valor de luchar, sólo les pido la oportunidad de crecer con amor.

Os quiero

vive tu sueño beachVive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba  palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresquita en mi desierto alpino.” (Elena)
mas-informacion
*Conoce nuestros libros solidarios
*Conoce los autores del blog: Raül Córdoba y Raúl Romero

6 thoughts on “Carta de una niña con síndrome de Down”

  1. Un hijo con sindrome de Down, yo estoy segura que que ( en la mayor parte de los casos ) son un bendicion del cielo, , pero para esos padres que tienen mucho amor que dar, esos padres que con mucho amor y corage se enfrentan a la vida derrumbando todas la barreras qu encuentren alo largo de la vida,, les dan un calor un amor si limuites , , Dios quiera que hallan muchos padres asi Yo conozco dos que son especialles

  2. Si miramos,el amor que necesita un hijo con un mal como este es Exactamente! el mismo que hay que dar a los hijos que nacen sanos . Amar a nuestros hijos es una muestra de cuanto nos amamos a nosotros mismos.

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s