Ten el valor de renunciar a quien no le importas

vivetusueno1       convivir3     labrujuladelcuidador1

Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener. – Hermann Hesse

Desprenderse de alguien a quien queremos puede ser muy difícil, podemos colocarnos todas las excusas posibles, con tal de permanecer cerca, podemos justificar acciones y omisiones, podemos hacernos los sordos, pero más temprano que tarde tendremos que afrontar la realidad.

Cuando no le importamos a alguien, no tiene mucho sentido invertir nuestros recursos en esa persona. Aunque muchas de nuestras acciones puedan estar ejecutadas sin esperar algo a cambio y nos puede brindar satisfacción el colaborar con alguien, solo por el sentimiento presente en nuestro ser, esto debe ser válido siempre y cuando no nos afecte negativamente, mientras estemos conformes y no tengamos ningún tipo de expectativas asociadas a ese afecto.

Este tipo de amor desinteresado es poco frecuente, por lo general damos en donde podemos recibir algo similar a cambio, donde podemos sentirnos en equilibrio, retribuidos, donde para ambas partes sea placentero dar.

Cuando no le importamos a alguien, debemos sincerarnos, debemos entender que para esa persona les resulta, en el mejor de los casos, indiferente nuestra simple presencia, porque puede representar incluso una molestia. No podemos obligar a nadie a que nos considere, a que nos aprecie, a que le importemos. Todo esto nace y se cultiva por voluntad propia y con disposición.

Por fuerte que resulte, debemos abrir nuestros ojos y alejarnos de lo que no nos hace bien y por lo general el no ser retribuidos, en lo que a nuestros sentimientos se refiere, puede hacernos mucho daño, nuestra autoestima puede venirse abajo, podemos sentir que no somos merecedores del afecto que queremos recibir, inclusive pensar que no contamos con los recursos necesarios para ganarnos la atención de quien queremos forme parte de nuestras vidas.

Si apartamos el drama y miramos objetivamente, nos daremos cuenta de que la diversidad de la vida nos da el privilegio de escoger, de equivocarnos, de descartar y volver a escoger, para todos hay, y esto no aplica exclusivamente a nosotros, sino a todos, es decir, nosotros también formaremos parte del abanico de opciones de alguien más, donde podrán apostar por nosotros o no, podrán darnos cabida en sus vidas o no.

Así que seamos prácticos, aprendamos a desprendernos de las personas a las que no le importamos, practiquemos el bien desde cualquier rol, preservado en todo momento nuestra integridad y bienestar emocional.

Cuando decidimos soltar lo que no nos hace bien, nos colocamos en una posición de disponibilidad de recibir lo que realmente merecemos.

Fuente: mujer.guru

vive-tu-sueño-y-no-sueñes-tu-vida-web

Vive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“Es muy hermoso ver como a través de este libro estoy encontrando el sentido de las cosas que me suceden a diario. Cuando lo leo siento una paz que me permite seguir adelante con más fuerza.” (Javier) 
mas-informacion

7 thoughts on “Ten el valor de renunciar a quien no le importas”

  1. ¿Cómo saber si a alguien le importas? ¿Cómo saber si lo que siente el otro es indiferencia o es otra cosa? ¿Cómo saber si el que se aleja lo hace porque no le interesa o si precisamente lo hace para no hacer más daño? ¿Cómo discernir si estar en todo momento o no estarlo es lo mejor para dos personas que se quieren? No es tan sencillo…

  2. Como es cierto que hay que tener valor para vivir, también hace falta para dejar ir, vaciar …a mi me costo y me sigue costando mucho porque siempre intento huir del sufrimiento …lo que imposible…

  3. No puedo estar más de acuerdo en esto. Además, recientemente he tenido que aplicarlo y me dolió mucho porque era una amistad de hace muchos años, pero se había transformado en una relación tóxica llena de reproches y de sentimientos de culpa innecesarios para ambas partes.
    Lo mejor que pude hacer fue dejarle ir, aunque no lo hice de la mejor manera posible, porque le dí muchas vueltas, volví muchas veces hasta tener el valor suficiente para cortar todo por lo sano y ahora puedo decir sinceramente que estoy mejor y no me arrepiento.

    A veces nos toca cuidarnos un poco y dejar que lo que nos hace daño se quede atrás.

    Un saludo!

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s