Cuando llegues, nada será igual, pero no me importa

vivetusueno1       convivir3     labrujuladelcuidador1

Hoy te sigo esperando con ansias, como el día que me enteré que irrumpirías en mi vida. Sé perfectamente que cuando llegues, nada será igual. Y francamente, eso no me importa ni me afecta en lo más mínimo. Estoy dispuesta a olvidar viejos privilegios de soltera por un amor único y eterno.

¿Y qué más da si la vida maternal que me separa implica sacrificar ese soñado cuerpo modelado? ¿Qué importa si ser mamá conlleva sacrificar mi tiempo de ocio? En lo profundo de mi ser se esconde una verdad que pide a gritos salir: ¡Ansío y adoro ser madre!

Cuando llegues cambiarás mi vida por completo

Cuando llegues cambiarás mi vida por completo. Te ofreceré mi tiempo, paciencia y dedicación, pero a cambio recibiré ese bálsamo de mi ser más preciado: tu incondicional e infinito amor. Tropezaré con juguetes regados por todo el hogar, y tú iluminarás esos complejos días con tu bella sonrisa.

Con tu llegada el dolor de mi cuerpo se prolongará por un puñado de meses. Sin embargo, la cura para mi alma se extenderá para toda mi vida. Formaremos un lazo que trasciende lo sanguíneo, y será verdaderamente indestructible e inmaculado. Único y sentido.

Tu presencia perfumará mi hogar con el embriagador aroma de la vida. La suavidad de tus manitas tallará mi fortaleza y valentía internas. Yo cambiaré tus pañales y tú nada menos que la vida. Pasará el tiempo, y siempre nos hallará juntos, atravesando las diferentes etapas del desarrollo.

Guerras con las primeras papillas, maratones por tu raudo y veloz gateo y maratones con tus inestables primeros pasitos nos esperan. Esos últimos valvuceos serán sucedidos por tus primeras dulces palabras. Cuando llegues teñirás de ternura y felicidad cada uno de mis días.

Y ahí ya veo mi corazón estallando en mil pedazos. Siento la emoción envolviendo mi cuerpo. Eso es lo que me produce hoy pensar en ese futuro primer “mamá, te amo” pronunciado por esa boca luciendo tus pequeñas perlas. Unos cachetes enormes comestibles a besos y un mar de abrazos, y ya pierdo el partido por goleada.

Cuando llegues, lucharé por ser lo mejor para ti

Cuando llegues, no lucharé para ser la mejor madre, pretendiendo erróneamente ser perfecta. Me asumiré perfectamente imperfecta, pero trataré de ser lo mejor para ti. Tu persona favorita en el mundo, ese ser imprescindible cuando aun exista y entrañable cuando deba partir de tu lado.

Buscaré por todos los medios que seas feliz con lo que te pueda dar y que la gratitud te dibuje una sonrisa infinita en tu rostro cada día. Quiero alimentar minuto a minuto tu curiosidad por la vida, deseo alimentar mi alma con tu magia y ternura.

Me nutriré de palabras lindas para disfrutar de tu imaginación. Soñaremos juntos, a lo grande. Me dispondré a compartir cada una de tus pasiones, así como a disipar todas tus dudas y a derribar temores. Prometo escuchar con atención e interés tus historias de niño, mientras sanas mis viejas heridas del pasado.

Construyamos juntos el mejor futuro posible, a cuenta de un presente ciertamente encantador. Cuando llegues intentaré arrebatar tu confianza, aunque hayas robado sin saberlo mis respetos y mi corazón. Un abrazo calmará los días en que todo vaya mal, y será el modo de celebrar cuando las cosas marchen bien también.

Puede que cuando llegues deba olvidarme de los placenteros e interminables baños. Seguramente olvide lo que es tener un tiempo para mí o salir con amigas. Lo más probable es que, paralelamente, comience a lidiar con problemas tan nuevos como impensados.

Pero, ¿qué importa después de todo lo que ganaré a cambio? La recompensa en este caso no vale la pena, sino la vida, y mi alegría. Sé hijo mío que cuando llegues afrontaré más gastos y priorizaré tus sueños, pero seré millonaria de luz y de amor. Por eso, aún sigo esperando con ansias mientras sostengo que cuando llegues serás mi razón de vivir.

Fuente: eresmama

vive-tu-sueño-y-no-sueñes-tu-vida-web

Vive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“Es muy hermoso ver como a través de este libro estoy encontrando el sentido de las cosas que me suceden a diario. Cuando lo leo siento una paz que me permite seguir adelante con más fuerza.” (Javier) 
mas-informacion

One thought on “Cuando llegues, nada será igual, pero no me importa”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s