Un amor que se mendiga no es amor

web pack4 vivconlomalobru

El amor que se mendiga no es amor, es falta de dignidad y de respeto hacia uno mismo. Porque cuando amas a alguien, le cuidas y le evitas dolor si así lo puedes hacer, pero no lo creas. Por eso, si no te cuidas a ti de aquellos “falsos amores”, si no te evitas dolor, entonces no te estás amando.

En este sentido hacerlo es el primer paso para vivir el amor en plenitud, para no caer en la manipulación, el maltrato o la victimización. Probablemente en esa situación pensemos y sintamos que el sufrimiento es inevitable, pero eso no es cierto.

Cualquier ser humano es capaz de superarse a sí mismo, de imposibilitar que se aprovechen de sus sentimientos y de valorar cómo una relación no nos merece porque no nos ofrece dicha, gozo ni crecimiento alguno.

El duelo por amar a quien no te ama

Darse cuenta y despedirse de un amor que no nos ama y que no nos muestra atención o cariño requiere que nos respetemos nuestro tiempo de duelo, el cual requiere en sí mismo un espacio para la comprensión de lo que nos ha sucedido.

El duelo por amor necesita reflexión y superación, pues la angustia de darnos cuenta de que alguien no nos ama nos hace sentir que algo nos devora por dentro. Sentimos que ese “no amor” ha traicionado nuestros sentimientos y se ha reído de nuestra capacidad de amar.


lo-malo-de-morir-de-amor-PORTADA

¡Novedad!
Lo malo de morir de amor es que no te mueres
masinformacion1

Permitirse tiempo para enfadarse, para negar la realidad, para fantasear, para horrorizarse, para venirse abajo, para desconocer y conocer las partes que se nos han roto y las que siguen intactas, para recomponer los sentimientos encontrados, etc.

Todo esto es indispensable para amarnos, para sentirnos importantes y valorarnos. Al fin y al cabo, cuando se deja un “no amor” atrás, comienza un proceso de libertad emocional que se enmarca en el bienestar por el adiós al dolor.

La falta de interés mata el cariño

El amor se debe demostrar, no mendigar. Hacerlo es someter a nuestra capacidad de amar al peor de los verdugos: la indiferencia. La indiferencia vive del desequilibrio en una relación y se sostiene gracias a la debilidad de los cimientos.

No hay nada mejor que las muestras de desinterés continuadas para comenzar a abrir los ojos cuando nos sentíamos obligados a cerrarlos.

Entonces nos damos cuenta de que no todo “amor” es amor de verdad, que no siempre el “querer” obtiene reciprocidad y que para ser felices en pareja hace falta que ambos miembros se rían juntos, sean cómplices y buenos amantes.

Solo en ausencia de mentiras, de excusas y de desinterés puede crearse un amor que en esencia base su libertad en conductas saludables y no en sometimientos. Nos merece aquella relación que teniendo la libertad de elegir, sea cercana, se base en el aprecio, en el tiempo compartido y en los pensamientos de mutuo cariño.

Es necesario nutrir nuestra autoestima, querernos bien

Nadie puede hacerte infeliz sin tu consentimiento. Para construir una relación de pareja feliz hay que importarse, quererse y valorarse. Es decir, debemos demostrarnos que nos queremos cada día.

Una vez que consigamos esto estaremos en disposición de no buscar a quien no nos extrañe y no muestre interés, no entregarnos al verdugo emocional de la indiferencia que nos pretende doblegar con mensajes ignorados o silencios infundados.

Da igual los amores que nos decepcionen, da igual que sintamos que estamos al lado del amor de nuestra vida o que no creamos en los amores eternos. El amor verdadero e indispensable es el amor por uno mismo y será a partir de este sentimiento que podamos separar y hacer valer lo que merecemos y lo que no merecemos.

Fuente: lamenteesmaravillosa

vive-tu-sueño-y-no-sueñes-tu-vida-web

Vive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba  palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresca en mi desierto alpino.” (Elena)
mas-informacion

5 thoughts on “Un amor que se mendiga no es amor”

  1. Es tan importante comprender que el amor de película no existe…

    El amor es universal y no entiende de otras formas de sentirlo o mostrarlo, porque dar amor a otra persona porque sí, porque creemos estar enamorados basando nuestra felicidad en ello, no es amor, es celos, apego, obsesión…

    Y eso, lo siento mucho, pero no es amor.

    ¡Abrazos!

  2. Me duele pensar lo que no mendigar ese “amor” o rechazarlo, que viene a ser lo mismo, puede ocasionar, en esta sociedad, sobre todo a la mujer, o al género que sea en ese momento el que rechace maltrato o migajas, por parte del dominante o que quiere serlo. Al sentirse despreciadoa los que se creen dominantes, hay que ser precavido/a porque estas serpientes son rencorosas y traicioneras.

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s