Cartas en mi interior

Carta del cerebro al corazón.

Amigo Corazón, desde aquí podemos percibir eso que acabó mal en ti, podemos observar como te cuesta arrancar y no dejamos de notar algo que es nuestro malestar.

Decirte que lo importante en este lugar no es el dolor que te puedan ocasionar o incluso mi ensoñación con la que no dejo de ayudar. Aquí lo importante es este ser en el que habitar.

Frena de inmediato los latidos que podemos notar, esos que hace un tiempo dejaron de sonar. Detente por favor, yo no los puedo evitar, intento frenarlos una vez más y será una pelea en la que no solo tú sufrirás.

Busca dentro de ti un poco de tesón, la fuerza que te dio lo que acabamos de aprender, no dejes que esa fuerza cobre de nuevo un sentido equivocado que nos lleva al perdernos en amar y dejar de pensar.

Aquí las ideas volvieron a desaparecer y dentro de mi ya no lo puedo entender. Déjame el control de esto que llamas pasión y que hace que pierdas el control, manejar de nuevo a este ser para no verte de nuevo desaparecer.

Por favor, deja de latir ya que veo como vuelves a fallar una vez más. Agárrate a ese juicio que el dolor te ha tenido que dar.

Te lo pido desde las alturas, te lo suplico una vez más. No dejes caer de nuevo en la oscuridad lo poco que nos ha de quedar.

Como una suplica para sobrevivir ya no se cómo lo puedo explicar, eres extraño, diferente a los de aquí y eso te puede partir. No dejes de latir pero te has de controlar una vez más.

Yo soy el fuerte aquí y no dejas que el control vuelva a mí, frena esto aquí no solo por ti, hazlo por todos los que habitamos aquí, por lo que está al llegar y hazlo porque nos debes proteger, ser uno de los fuertes del lugar.

FDO: SR Cerebro.

Carta del corazón al cerebro.

Amado Cerebro, tú que a lo lejos estás, en las alturas que hacen que no puedas sentir lo que esta sucediendo aquí , desde allí donde el sentimiento no puede dañar, esto que escribo es para que entiendas este lugar donde habita lo irracional y lo que no quieres analizar.

Esa misiva que enviaste no es para mí, lo que quieres que deje de sentir no es culpa del lugar. Esa carta no es para aquí donde solo podemos sentir.

Reenvíalo aquí:

A los ojos, que hacen que la luz ilumine dentro de mí, admirando cada movimiento y cada mirada de la persona que importa aquí, esa que no deja de estar en tus sueños, esos que dices que intentan ayudar. Ella es la que importa en este lugar que no dejas mostrar.

A la piel, que es el vinculo que nos da lo que tú no quieres volver a admirar, ese sentimiento que no puedes racionalizar, eso que quieres evitar que vuelva a arrancar.

A los oídos, que regalan la dulce melodía de su voz que me arrastran allí, que dejan oír esas palabras que van directas a mi interior y que tú dejas dentro de un cajón. Deja de frenar y comienza a acelerar.

A los labios, que es por donde entra el dulzor de esos besos que no puedo dejar de desear y tienen el poder de reparar los daños que aún intentas encerrar y olvidar. Ese beso redentor que nos perdió a los dos.

A usted, que con esas ensoñaciones que pretenden ayudar solo logra que todo lo que no quiere notar vuelva como un huracán y arrase este lugar, inténtelo analizar porque aquí somos más que incapaces de asimilar los sueños que usted nos da.

Por un momento algo se rompió por aquí y su momento ya se fue, ya pasó porque yo vuelvo con toda la emoción, ya vuelvo a sentir y deseo que sea así. Ocúpate tú del equipaje que tenemos que sostener porque mi misión no es olvidar y menos frenar.

No puedo permitir que la vida de este nuestro ser quede en las simples manos de usted, de una mente estrecha que no quiere entender que lo importante es sentir y que no quiere que las consecuencias le dejen cicatriz. No quiere entender que el camino que llevamos es de unión, al fin y al cabo ya estamos aquí juntos aunque con diferente visión.

Vivir de nuevo lo que queda por venir, sentir lo que está por llegar. No volver a anticipar lo que debe ser y dejarse llevar muy lejos de aquí donde sus ensoñaciones y mi forma de sentir puedan coincidir.

FDO: MR. Corazón

José E. López

vive tu sueño beachVive tu sueño y no sueñes tu vida ¡3ª edición!
“El destino me ha llevado a descubrir este libro cuando más necesitaba  palabras llenas de energía y de luz. Ha sido un vaso de agua fresquita en mi desierto alpino.” (Elena)
mas-informacion
*Conoce La brújula del cuidador
*Conoce las OFERTAS de nuestra tienda:

brujulatienda-clik1

3 thoughts on “Cartas en mi interior”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s