Categoría: Reflexiones

No hay peor ciego que el que no quiere ver

Hay un refrán popular que refleja una gran verdad que podría funcionar a favor, pero que muchas veces lo hace en contra. La vida se muestra ante nuestros ojos, las realidades, aun cuando son relativas, están allí para ser apreciadas, para ser vividas, para entenderlas y para tomar decisiones en función de ellas. Lo peor es que hay personas que parecen ser ciegas por no ver lo que claramente está a la vista de todos.

Podemos encontrar muchas excusas, muchos instrumentos que nos impidan ver algo, que no somos capaces, pero por lo general, simplemente sabemos, ya lo hemos visto, pero no queremos reconocerlo porque asumimos que no nos hará bien, sino que por el contrario, nos generará dolor, angustia, y peor aun, soledad, que a nuestros selectivos ojos, sería mejor escenario el evadir, el hacernos los ciegos o colocar miles de obstáculos entre nuestros ojos y esa realidad amenazante.

Cuando honestamente somos incapaces de ver, normalmente llega un punto en el cual el velo cae y ya no puedes fingir ser ciego, porque todo se muestra tal cual es. Cuando hemos estado evadiendo algo de lo cual sospechamos o aún tenemos la certeza, llega un punto en el cual se nos hace imposible seguir dejando pasar las cosas sin identificarlas, seguir haciéndonos los ciegos ante lo evidente, llega un momento en el que cual preferimos cualquier dolorosa realidad antes que una sutil mentira.


cinco-libros-web

Y las etapas que normalmente pasamos cuando nos enfrentamos a algo en donde preferimos hacernos los ciegos, coinciden con las etapas de un duelo, en donde estamos cara a cara con la rabia, con la negación… hasta llegar a la aceptación.

Sea como sea, inclusive cuando nos genera dolor, la vida deja sus mejores frutos desde lo que en realidad ocurre y no desde lo que nos gustaría que ocurriese. Aun cuando en términos generales podemos utilizar aquello que preferiríamos para para potenciar nuestros deseos y ayudar a su materialización.

No ocurre de esta manera cuando nos negamos a ver una realidad, porque normalmente en estos casos actuamos desde el miedo y desde allí, normalmente manifestamos aquello que justamente buscamos evitar. Si deseamos saber si lo que estamos construyendo resulta favorable o coherente con lo que en realidad queremos, basta con observar nuestras emociones, ver cómo reacciona nuestro cuerpo a lo que sentimos y de allí podemos sacar toda la información que necesitemos y lo más importante tomar medidas al respecto.

Es normal que atravesemos trayectos que no nos gusten, pero hay una gran brecha en enfocarnos en lo que nos agrada, en lo que disfrutamos, en lo que nos llena, aun en situaciones difíciles a ignorar o querer tapar una realidad que nos afecta de manera directa.

Cuando aceptamos las cosas que aun desagradándonos, forman parte de nuestras vidas, se nos hace posible fluir con nuestros procesos y salir enriquecidos de cada circunstancia. No importa qué tan doloroso sea aceptar una situación, créeme que más doloroso resulta vivir en un autoengaño, en donde lo que prevalecen son las barreras de nuestro crecimiento.

A la vida hay que transitarla con fe, con la certeza de que siempre estará a nuestro favor, inclusive cuando pensamos que no. Así que quítate cualquier venda y mira lo hermosa que es la vida, más allá del miedo y la necesidad de controlarlo todo… La vida es bella tal y como es.

Fuente: Rincón del Tibet



* Conoce nuestros libros y nuestras OFERTAS

El paraíso narcisista en que se ha convertido Instagram

Según un estudio reciente, las personas narcisistas tienden a seguir a otras personas narcisistas en Instagram.

Según la investigación, que se publica en la revista académica Computers in Human Behavior, consideramos más narcisistas a los usuarios de Instagram que publican selfis y groupies (fotos selfi con varias personas posando a cámara) que a quienes suben fotos hechas por otras personas. Sin embargo, también ocurre que cuando determinados tipos de narcisistas ven selfis y groupies, valoran esas imágenes de mejor manera que otras personas.

Ese es tan solo uno de toda una serie de hábitos que los científicos han documentado entre los usuarios considerados narcisistas de Instagram en los últimos años. Abajo, hemos reunido algunas de esas conductas clave.

Los narcisistas más «grandiosos» publican fotos de sus avances en salud y deporte

Un estudio publicado en la revista Social Networking reclutó a usuarios de Instagram y les hizo completar la evaluación en cinco factores del narcisismo.

Los resultados mostraron que los narcisistas «grandiosos» u «ostentosos» –quienes suelen ser más extrovertidos y buscan llamar la atención– tienen más probabilidades de publicar fotos en las que se destaque su apariencia física. En concreto, suelen subir fotos en las que se reflejen sus avances hacia objetivos de salud y físicos. ¿Por ejemplo? El gimnasio.

Los narcisistas «vulnerables» buscan más seguidores

El mismo estudio comprobó que los narcisistas «vulnerables» –normalmente mucho más introvertidos e hipersensibles– son más propensos que otras personas a pedir seguidores en sus publicaciones de Instagram. Por ejemplo, con etiquetas como «#followforfollow».


cinco-libros-web
¡Nuestros libros son únicos, son transformadores!

Usan Instagram para parecer más «guay»

Las personas narcisistas usan Instagram sobre todo para ser más cool y tener estilo. Al menos eso se desprende del estudio publicado en Computers in Human Behavior. Durante el estudio, el equipo de investigación analizó 239 personas activas en Instagram a los que evaluaron según la escala de narcisismo hipersensible. El equipo también les preguntó sobre sus motivaciones para usar la red social.

«Los narcisistas pueden publicar y editar fotos determinadas para que sus vidas parezcan ser de una forma concreta», se puede leer en la investigación. «Instagram apela a los narcisistas, porque muchas de las interacciones en la red son meramente ‘superficiales'».

Pasan un montón de tiempo editando fotos

El mismo estudio también encontró que los usuarios narcisistas tienden a dedicar un montón de tiempo editando las fotos antes de subirlas.

Suben más selfis y cambian con frecuencia su imagen de perfil

En el estudio publicado en la revista científica Personality and Individual Differences, un grupo de investigación evaluó a 212 usuarios activos de Instagram a los que hicieron completar el test de personalidad narcisista.

Los resultados mostraron que los narcisistas eran más propensos a publicar selfis y actualizar su foto de perfil con más frecuencia que otros usuarios menos narcisistas.

Piensan que están geniales en sus fotos de perfil

El estudio anterior también concluyó que las personas narcisistas tienes más probabilidad de considerar sus propias imágenes de perfil como físicamente atractivas.

Pasan más tiempo en Instagram

Por último, el estudio publicado en Personality and Individual Differences sostiene que los personas narcisistas pasan por lo general más tiempo en Instagram.

Shana Lebowitz


* Conoce nuestros libros y nuestras OFERTAS

No le des la espalda a quien te hace sonreír

cinco-libros-web

¿Cuántas veces has tratado mal a quien te hacía sonreír?

Muchas veces, tus problemas pesan más que el valor que puedas darle a esa persona que te hace ver la vida de otra manera. Nuestro consejo es: no le des la espalda.

No le des la espalda a quien hace que un mal día se torne maravilloso, pues sus palabras de aliento, sus bromas salidas de tono y las tonterías que te dedica provocan que se te escape una sonrisa. Seguir leyendo «No le des la espalda a quien te hace sonreír»