Cuando menos lo esperas las cosas buenas llegan

cinco-libros-web

A quién no le ha ocurrido que de un momento a otro, y sin previo aviso, se da cuenta que todo aquello que había deseado se ha concretado en su vida.

Al parecer el universo entero conspiró para traer aquello que tanto había anhelado, y que en más de alguna ocasión había dado por perdido.

Algunos lo llaman suerte, otros designios, o ley de la atracción, pero en realidad ¿quién puede negar que nuestro esfuerzo, dedicación y voluntad no hayan tejido su propia cuerda para que al final de la misma se hallara aquello que esperábamos?

Las cosas buenas llegan de improviso si uno sabe esperar, vale la pena reflexionar sobre esto. La magia, la suerte, la providencia y las cosas hermosas de la vida siempre estarán ahí, solo que el momento para su llegada será el preciso, cuando realmente estemos preparados para vivirlas.

La suerte y la llegada de las cosas buenas se deben a un aspecto: creer en ti

Tan sencillo como eso: las cosas buenas y el ancla de la suerte solo llegan a puerto de quien es capaz de creer en sí mismo para propiciar que determinadas situaciones sucedan.

Para que por fin llegue a nuestras vidas eso que tanto ansiamos, se necesita desearlo y pensarlo. El pensamiento infunde la emoción y la fuerza de la voluntad, es ahí donde la confianza en uno mismo y en sus posibilidades actúan como auténticas llaves del cambio.


¡OFERTA PACKS! masinformacion1

lomalovivearriesgatebrujulaviveconvivirpack

 


Pequeños cambios cotidianos

Pasamos muchas horas cumpliendo un horario laboral, donde los días nos exigen más obligaciones que placeres. Pero tenemos que saber que podemos seguir cumpliendo nuestros horarios pero enfocando dicha obligación de otra manera.

Permitámonos algo nuevo cada día, por pequeño que sea: tomar un café en un sitio nuevo, comprar un pequeño regalo para alguien querido o para nosotros mismos, volver a casa por otro camino.

Cualquier cambio en la rutina es un estímulo en nuestro cerebro. Un estímulo es un refuerzo positivo, y un refuerzo positivo aporta emoción. Eso ya es un cambio, es otro modo de enfocar el día a día.

Enciende tu ilusión en el día a día y que nadie te la apague

Permítete soñar con aquello que deseas, libérate un poco cada día sintiéndote libre aunque sea en tu pensamiento.

Cada ilusión enciende un motor en nuestro interior, hasta que poco a poco nos van creciendo las alas. Toda ilusión se trasformará en un propósito y el propósito en voluntad.

Ahora bien, nunca olvidemos que a nuestro alrededor habrá personas que intentan consumir los sueños y voluntades. Pasemos por su lado sin prestarles mucha atención, no suman, solo restan.

Quien puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su realidad

Las cosas buenas, en ocasiones, pueden llegar por casualidad. Sin embargo, siempre habrá mayores probabilidades de que sucedan si ponemos de nuestra parte, si propiciamos que esto ocurra seremos los auténticos artífices de esos aspectos soñados.

Somos conscientes de que no es nada fácil variar el enfoque de nuestros pensamientos: los pensamientos se modelan por nuestras experiencias previas, por recuerdos pasados, por aprendizajes surgidos a raíz de fracasos que no queremos repetir.

Si somos capaces de cambiar el enfoque de los pensamientos, en especial los limitantes y los negativos, daremos paso a esa recompensa que tanto deseamos. Basta por comenzar a pensar que las cosas buenas llegan a quienes saben esperar.

Eso es lo realmente cierto.

Fuente: lamenteesmaravillosa

si-arriesgate-promo4

Sí, arriésgate. Esa es siempre la respuesta
Sí, arriésgate y empezarán a sucederte cosas maravillosas. Ese es el principal secreto. ¡Tener ganas de asomarse al precipicio y saltar! ¡Tener ganas de vivir!

mas-informacion


* Conoce nuestros libros  y nuestros PACKS

One thought on “Cuando menos lo esperas las cosas buenas llegan”

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s